HOMEOPATÍA

HOMEOPATÍA

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa creada por Samuel Hahneman hace 200 años. Está basada en el principio de que lo similar cura lo similar. Por ejemplo, si tengo gripa, moqueo, me lloran los ojos y me pican como cuando pico una cebolla, el medicamento ideal es tomar cebolla en dilución (Allium Cepa) para que el cuerpo tenga la información de cómo curarse. Aquí radica el secreto de la homeopatía, ya que estimula al cuerpo, le la da información, para que sepa cómo curarse y combatir la enfermedad. La homeopatía no mata al bicho, como lo hace la alopatía, estimula al cuerpo para que el sistema inmune se encargue de matar al bicho. Esto hace que nuestro sistema inmune esté cada vez más estimulado y alerta al contrario de lo que pasa con la alopatía donde el sistema inmune se deprime y apaga, ya que el medicamento hace el trabajo.

La producción de los medicamentos homeopáticos se basa en sumergir durante horas plantas medicinales, minerales y demás elementos de la naturaleza en un excipiente (agua, alcohol, azúcar) con el fin de que este “guarde en su memoria” las propiedades curativas de la materia prima. Posteriormente, esta solución se diluye hasta presentar en su composición sólo una millonésima parte de la molécula inicial. Ya sea en glóbulos o en gotas la información entra al cuerpo para estimularlo y llevarlo al camino adecuado para combatir la enfermedad.

Para saber cuál es el medicamento adecuado para cada persona, me baso en los síntomas y emociones del paciente, así como en la kinesiología, que es una prueba de respuesta muscular, donde el cuerpo manifiesta lo que requiere para equilibrarse. Utilizo la hemopatía en conjunto con Naet e Imanes para lograr máxima mejoría. El costo de la homeopatía viene incluido en la sesión de imanes y de Naet si se requiere.